2009/05/02

La Guerra de las Malvinas. 5ta parte Consecuencias.

Raul Alfonsin electo primer presidente de la restauracion democratica.


La guerra de las Malvinas pese a que no fue un enfrentamiento militar de gran escala, trajo muchas consecuencias en la vida politica de ambos paises sobre todo en Argentina.

En Gran Bretaña.

En Londres, la guerra dio credibilidad y prestigio a las fuerzas armadas, pero aceleró el proceso de reorganización de la Defensa. Los militares sintieron la necesidad de clarificar sus relaciones con los civiles, ya que existían quejas de interferencia de Thatcher.

Así mismo la primer ministro Thatcher, se vio beneficiada ya que su gobierno sufría antes del conflicto una crisis en la que se veía como una gobernante débil, que perdía el control sobre el gobierno, el conflicto le trajo mayor credibilidad y fuerza.

En Argentina.

La guerra de las Malvinas, fue una gran sacudida para todo el país, sobre todo en el campo de lo político tuvo grandes repercusiones.

En un principio la junta militar culpó de la derrota a los jefes operativos, pero posteriormente una investigación saco a la luz que los errores involucraban a los altos mandos, inculpando a la junta misma muchos miembros de la junta fueron llevados a juicio.

La derrota hizo critica la situación de la junta en Argentina, la crisis económica político y social se había agravado de una manera dramática, los generales exigieron la renuncia de Galtieri este tuvo que renunciar a la presidencia a los tres días de la derrota.

Ante los sucesos ocurridos en las Malvinas, la presión de la opinión publica, en especial por parte de los partidos políticos sobre la junta era incontenible, a la junta no le quedó otra opción que encaminar al país a una transición democrática.

Ante la inminencia de los cambios, el gobierno dicto las normas de lo que sería la futura democracia, las normas que de citaron entre otras estaban; la derogación de la ley que suspendía la actividad política y de partidos políticos, se promulgaba una ley en la cual se otorgaba amnistía a las infracciones cometidas durante la dictadura, se inhabilitaba como candidatos a quienes desempeñaran altos mandos dentro de las fuerzas armadas, así como varias normas de índole electoral, etc.

Ante la víspera de las elecciones las fuerzas políticas firmaron la ”Carta Democrática” documento en el cual las fuerzas políticas se comprometían a respetar la Constitución Nacional argentina, y el sistema político, con esto se pretendía garantizar la institucionalidad de las elecciones. Finalmente en 1983 fue electo presidente Raúl Alfonín, así después de tantos años la junta llegaba a su fin y Argentina recuperó la democracia.

Fuente: SAN MARTINO DE DROMI, Laura, Argentina Contemporánea, segunda mitad del siglo XX. OLIVA, Enrique, Malvinas desde Londres.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

EL CAPITÁN RUFINO SOLANO, SINGULAR PERSONAJE HISTÓRICO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y DE ARGENTINA.-

Hace casi un siglo, a la edad de 76 años, dejaba de existir el capitán azuleño don Rufino Solano. Este muy particular militar, recordado como “El diplomático de las pampas”, desplegó inigualables acciones en favor de la paz, la libertad y la vida en la denominada “frontera del desierto”. Como resultado de estas acciones Rufino Solano, mediante su trato proverbial con el aborigen, consiguió redimir PERSONALMENTE a centenares de mujeres, niños y otros prisioneros, de ambos bandos, impulsado siempre por un notable y especial sentimiento hacia el género, encarnado en la lacerada figura de la cautiva.



Asimismo, se destacan entre sus acciones, el haber evitado sangrientos enfrentamientos mediante sus prodigiosos oficios de mediador y pacificador, pactando con los máximos caciques indígenas numerosos acuerdos de paz y de canjes de prisioneros. Realizando esta arriesgada tarea en beneficio de la población de Azul y de numerosas localidades de la Provincia de Buenos Aires e incluso de otras provincias aledañas. Entre otras significativas intervenciones del capitán Rufino Solano, se encuentra la de haber formado parte de los cimientes que dieron origen a las actuales ciudades de Olavarría y San Carlos de Bolívar, entre otras más.-


En el plano religioso, cumplió destacado protagonismo sirviendo de enlace en la acción evangelizadora hacia el aborigen llevada a cabo por la Iglesia de aquella época. En cumplimiento de esta última actividad, se lo vio prestando estrecha y activa colaboración al Padre Jorge María Salvaire, fundador de la Gran Basílica de Luján denominado “El misionero del desierto y de la Virgen del Luján” y actuando de ineludible interlocutor entre los jerarcas aborígenes y el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires, en la persona del Arzobispo Dr. León Federico Aneiros, llamado “El Padre de los Indios”.

Esta encomiable labor del capitán Rufino Solano fue desarrollada durante sus más de veinte años de carrera militar y continuó ejerciéndola después de su retiro hasta su muerte, ocurrida en 1913. Actualmente obra en la Legislatura de la Pcia. de Buenos Aires, un proyecto de ley para declararlo Ciudadano Ilustre de dicha provincia.-
http://elcapitanrufinosolano.blogspot.com

Anónimo dijo...

EL CAPITÁN SOLANO: EJEMPLO DE LEALTAD EN LOS LIBROS ESCOLARES
Fragmento extraido de un texto destinado a la enseñanza escolar, cuyos objetivos son inculcar a los niños elevados valores de moral, ética y nobleza. La anédota, de altísimo valor didáctico y formativo, demuestra claramente las inusuales virtudes con que se hallaba dotado el capitán Rufino Solano.-

Nelson, Ernesto. Moral y civismo. Libro primero. Para 2º y 3º grados, Pág. 56. Edición 2º, Publicado por A. Kapelusz y cía., Buenos Aires, 1937.-

20. Lealtad con los indios. El capitán Rufino Solano, gracias a la lealtad que había demostrado en su trato con los indios, era depositario de la confianza de éstos.
Cuando el cacique Calfucurá cayó prisionero del Ejército Nacional en Puán, el capitán Solano se encontró con una patrulla de indios que iba al mando del hijo de un cacique. Le confesaron que iban a apresar a los soldados que pudieran, a fin de llevarlos como cautivos y tenerlos como rehenes para conseguir la libertad de Cafulcurá.
Solano logró disuadirlos de su intento, dándoles su palabra de honor de que él obtendría la libertad del cacique prisionero.
De regreso a Buenos Aires, Solano expuso la situación, pidiendo que se le ayudara a cumplir la palabra que le había dado al enemigo.
Felizmente su conducta fue aprobada, fue ascendido y se le confiaron los prisioneros para que él mismo los llevara a los toldos.
Esta anécdota muestra igualmente, que los indios aun siendo salvajes, creían en la lealtad de los demás. Y que el que cree en la lealtad de los otros no puede ser sino leal él mismo cuando llega el caso.
1. No inspira confianza el que no la demuestra.- Mme. Riccobini.
2. Un hombre ya es digno cuando se sabe que se puede fiar en él.- Samuel Smiles.

http://elcapitanrufinosolano.blogspot.com